miércoles, 28 de abril de 2010

SOBRE EL 'ENACTMENT'

La reciente lectura de un magnífico artículo sobre el 'enactment', escrito por el colega chileno André Sassenfeld y publicado en la revista on-line Clínica e Investigación Relacional (2010, 4, 1, 142-181), me anima a escribir esta breve nota sobre un concepto relevante. Retomo también algunos contenidos de un artículo que publicó el colectivo de estudio con el que me reúno (GRITA) hace tres años, que trataba de la 'terceridad'.
Empezando por la propia traducción al castellano, en aquel momento propusimos 'acción o puesta en escena intersubjetiva' para 'enactment' que, como se observará, es una expresión un poco larga. Yo personalmente defendí 'puesta en acción' pero algún compañero me señaló la fácil confusión con el clásico 'acting-out'. De hecho después me encontré con un comentario de Otto Kernberg (2004, Controversias contemporáneas de las teorías psicoanalíticas) en el sentido de que el 'agieren' de Freud no se corresponde con 'acting out' sino con 'enactment'. No obstante, como se verá, una vez acuñado el 'acting-out' su significado es (radicalmente) diferente al del 'enactment' del análisis relacional contemporáneo. Sassenfeld propone 'escenificación' aunque utiliza con profusión el término directamente en inglés.
Pero ¿Qué entendemos por 'enactment'? Es una escena en la que el paciente "arrastra" al analista a actuaciones que hacen posible que paciente y analista vivan una experiencia de actualización intersubjetiva de las relaciones de objeto. Es una actuación, por ambas partes, espontánea y favorecedora del crecimiento. Es una escena breve y de intensa carga emocional, en la que ambos actúan, y que a posteriori adquiere un valor y sentido funcional al vínculo terapéutico y al proceso de cambio, sobre todo en la medida en que es reconocido y explorado por ambos en la mutualidad de experiencia que ha implicado.
A partir de los años setenta, con J. Sandler, se empieza a considerar el 'enactment' como un hecho inevitable en el trabajo clínico, necesario para la creación de una relación de vínculo, sin por ello perder la neutralidad analítica. Si el paciente propone un rol y el analista no lo actúa, se corta un proceso de forma prematura, lo que es también una actuación de represión, restricción o prohibición del analista. Así pues, haga lo que haga el analista, siempre actúa, escenificando sus propias relaciones internas. El analista es siempre alguien que participa, actúa y luego intenta explicar algo de lo que ha ocurrido entre los dos. Se cuestiona así la idea de un analista que interpreta una realidad en el paciente, desde fuera.
Una mujer de 24 años, acude a consulta con una terapeuta, en plena crisis de ansiedad y muy perdida en muchos aspectos. El comportamiento de padres y hermanos parece de estilo límite. En su casa gritan mucho y le dicen que es una histérica.
Al cabo de unos meses llega a la sesión y comenta a la terapeuta: "Tengo que decirte que ya no grito en casa."
T: ¿Y eso?
P: Por algo que me dijiste tú y me hizo pensar.
T: ¿Yo dije algo? (la terapeuta no sabe a qué se refiere).
P: Fue un comentario de pasada. No sé de que qué hablábamos y dije que gritaba y me decían que era una histérica descontrolada y yo me sentía fatal. Me preguntaste: ¿Y por qué gritas tanto? Y te dije que porque no me encuchaban. Cuando me fui me vino eso a la cabeza y estuve pensando que daba igual que gritara o no porque no me escuchan en cualquier caso y decidí no gritar, porque no sirve de nada. Ahora ya no me pongo como una histérica. (Sonríe satisfecha).
T: Está bien, muy bien, mejor así.

Este ejemplo tiene la ventaja de no referirse a una situación de emocionalidad extrema, sino que podría haber pasado desapercibida de no haber sido por el efecto posterior. La escenificación se diferencia del 'acting-out' en que se refiere a una relación interpersonal más bien sutil, y no a un comportamiento impulsivo unilateral. La paciente provoca en la terapeuta una respuesta - la terapeuta la escucha - algo que no consigue de su familia, aunque no propiamente gritando, sino hablando de sus gritos. Lograr el interés del otro, algo que en algún momento del pasado perdió, le permite superar un estilo poco efectivo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen ejemplo.
Slds.
J.Pinetta

Mario A. Nervi Vidal dijo...

Todo trabajo que aclare el concepto de enacment es de agradecer.
Tal vez algo clave y en lo que se debe (debemos o debo) trabajar mas es en como "desenacmentarnos", desenredarnos, al menos parcialmente de la escena para poder usarla al servicio del proceso psicoterapéutico.
¿Como articular esa experiencia?
Slds.

Dr. Carlos Rodríguez Sutil dijo...

Se me ocurre que el "enactment" sólo puede ser manejado con humildad y sinceridad.